Hola, mi nombre es Isabel Díaz (aunque todos me llaman Isa), tengo 26 años y vivo en Valencia (España). Soy una de las autoras de este blog, Conocergenteweb.com, y hoy quería contarte la historia de por qué lo hice y cuál es la razón por el que soy y vivo feliz junto a mi pareja, Martín.

foto-isabel-derritelo-de-amor

Podría contaros un libro entero acerca de cómo fue mi vida desde el día que nací hasta el día que cumplí los 24 años,  el momento en el que mi vida cambió por completo, pero he decido no contarle porque seguramente eso sea muy aburrido, ¿cierto?

Sólo os voy a decir durante años tuve varios problemas con el amor. Considero que nunca he sido una chica muy atractiva, pienso que más bien me encuentro dentro “del montón” como solemos decir, y que encima no he tenido mucha suerte con los chicos que conocí en mi adolescencia, ni tampoco con los hombres que posteriormente conocí ya como adulta.

Por algún motivo u otro, siempre, no conseguía llevar mis relaciones hacia delante, incluso no era ni capaz de llamar la atención del chico que me gustaba. Es más, cuando cumplí los 24 empecé a entrar en una crisis pequeña y a deprimirme porque pensaba que nunca podría ser feliz ni encontrar el amor de un hombre.

En fin, aunque tenía un buen trabajo y buenas amigas, tenía la sensación de que mi vida no estaba completa. Encima casi todas mis amigas tenían sus novios desde hace años y yo me sentía muy rara cuando salíamos puesto que yo era la única soltera. ¿Os ha pasado esto alguna vez? Seguro que sí, y es una sensación que agrada ni lo más mínimo.

En ese momento de mi vida conocí a Martín. Era un amigo de la universidad del novio de una de mi mejores amigas, Sofía, que llevaba un tiempo trabajando fuera de España, y ahora regresaba porque su empresa lo había destinado a Valencia

La verdad, no sé qué paso, pero según lo vi, me enamoré. Simplemente, Martín me encantó. Pero había un problema, y es que yo me sentía muy insegura, no tenía ni idea de cómo tenía actuar para no equivocarme otra vez, me daba muchísimo respeto acercarme a Martín.

Hubo un día en el que decidí registrarme en un foro de estos que andan por Internet para preguntar acerca el tema y pedir ayuda. Tenía mucha vergüenza, incluso usé un pseudónimo pensando si alguien podía reconocerme…

Pero me llevé una sorpresa al ver que en muchas de las respuestas que me daban en el foro, me recomendaban un libro que vendían por Internet. Por norma general, yo huyo de todo este tipo de esas cosas, me parece que está sacadas de la famosa “Teletienda” y me suenan a estafa. Lo curioso era que, diferentes mujeres, muchas, de ciudades tan lejanas como Buenos Aires o Barcelona, recomendaban ese libro precisamente.

Ese libro era (y es…) Derrítelo de Amor.

Ebook-Derritelo-de-Amor

Entré en esa página web, me puse a leer toda la información y opiniones que habían dejado varias personas que lo habían leído. Y no me preguntes por qué, pero me convenció. Aunque soy muy desconfiada, lo que pensé fue: ¿Y si por 39 dólares consigo saber cómo conquistar a Martín?

Para mi no suponía un gran gasto, y después ver todos los testimonios del sitio web y todas las recomendaciones que leí en el foro, decidí comprarlo. Incluso, ponía que te devolvían el dinero si no te gustaba el libro, por lo que me sentí con más seguridad. Pero aún después de haberlo comprado, lo dejé abandonado ahí unos días más, porque entre unas cosas y otras, no encontraba el momento para empezar a leerlo.

Hasta que una noche, antes de irme a dormir, me dio por coger mi tablet y empezar a leerlo para ver si había tirado el dinero o no. ¿Sabéis lo qué pas? Que esa noche prácticamente no dormí noche y estuve leyendo el libro entusiasmada. ¡Me había enganchado ese libro!.

Todas las circunstancias que Noelia (la autora), comentaba  en el libro me resultaban familiares. Además, me encantaron las soluciones que daba para problemas que yo había tenido o tenía, problemas con mi autoestima o cómo empezar a tener una relación con un hombre.

La mañana siguiente, en el trabajo, aunque tenía mucho sueño de haber dormido muy poco, estaba hiperactiva. Tenía la cabeza llena de ideas y no dejaba de pensar en cómo podía utilizar todo lo que había leído para conquistar a Martín.

Por la tarde, cuando llegue a casa, volví otra vez a leerme el libro, apunté todo aquello que me podía servir y tomé la decisión de que iba a intentarlo, otra vez, pero de verdad. Tenía la convicción ahora había llegado el momento de que mi historia tuviera un final feliz.

El siguiente fin de semana había quedado con mis amigas y apareció Martín. En un principio me volvió a entrar el miedo, la inseguridad y los nervios; pero enseguida empecé a pensar en todo lo que había estado leyendo, los consejos y pasos para atraerlo y los temas sobre los que hablar… Al momento, comencé a tranquilizarme

martil-isabel-pareja

No sé muy bien cómo lo hice, pero ese día conseguí tener mi primera conversación con Martín. Bueno, para ser sincera, sí sé cómo lo logré: Gracias a lo que había estado leyendo los anteriores días. Pudimos hablar en varios ratos diferentes, y encima me di cuenta cómo me miraba él cuando no estaba a su lado. Eso no me ocurría antes y empecé a sentirme cada vez mucho más segura

Los días siguientes, cuando quedábamos todo el grupo, me daba cuenta como él quería acercarse a mí, hablar conmigo, hacerme reír…

Pero esta vez iba a actuar diferente, sabía que no tenía abrirme por completo mi interior, que tenía que ir paso a paso. Esto llevó a que pasara más de un mes hasta que volvimos a coincidir en un grupo de WhatsApp y empezamos a hablar por el teléfono móvil.

Esta parte para mí, aunque ya la había pasado muchas veces, era muy complicada. No sabía si tenía que contestar una cosa o la otra, si debía ceder más o menos o si hacer esto o lo otro. No estaba dispuesta a cambiar mi personalidad, está lo tenía muy claro, pero al mismo tiempo tampoco quería darle la impresión de que era una mujer un poco desesperada o muy cerrada.

Opté por seguir los consejos que leí en el libro al pie de la letra, y la verdad es que sentí por primera vez que todo iba bien. Tenía la sensación de que nada podía salir mal y… así fue, todo fue perfecto.

Si me pusiera a contar cómo fue consolidándose la relación podría estar escribiendo aquí unas cuantas horas. De la misma manera que mi vida hasta los 24 años no fue muy interesante, con deciros que todo fue a las mil maravillas es suficiente, ¿cierto? 

Pasado unos meses llegó el instante en el que me pidió empezar una relación de pareja. Jamás lo olvidaré. A lo mejor no fue en el sitio más romántico, ni fue como en las películas o las series de televisión, pero para mí  fue simplemente perfecto.

Las mujeres muchas veces creemos que los hombres son muy simples, pero realmente no son así. Y esa fue la mayor lección que aprendí con el libro, ya que en el momento que entendí más o menos (también es cierto que cada hombre es un mundo), cómo pensaba de verdad Martín, fue cuando pude lograr que nuestra relación de pareja funcionara mejor que nunca.

A día de hoy, Martín y yo llevamos más de 2 años como pareja, vivimos juntos y seguimos disfrutando en nuestro pequeño mundo. A él le da un poco de vergüenza que yo escriba todas estas cosas, pero lo entiende perfectamente porque sabe que ayudo a muchas mujeres a que puedan ser tan felices como lo somos él y yo ahora mismo.

martin-isabel-amor

Entiendo que mi historia te puede sonar a película romántica de Hollywood o a la Teletienda como mencioné antes. Yo en su día pensé lo mismo, y mira dónde he llegado ahora. Si creyera que todo esto es un timo o una estafa, no estaría horas y horas al día escribiendo artículos y contestando todos los correos que recibo cada día.

Yo sólo  “te desafío a que apliques y pongas en práctica todos los consejos que pongo en este blog y a seguir el método de la autora del libro, Noelia Sandoval.

Si te funcionan, cosa de la que estoy segura, estaré encantada de compartir tu propia historia de amor en el blog si te decides a contarla.

QUIERO SABER MÁS SOBRE “DERRÍTELO DE AMOR”