Cómo Conocer Gente a Través del Trabajo

Una vez que terminas tus estudios, llega la hora de ir a trabajar en vez de ir a clases. Esto ahora se convertirá en una de tus grandes fuentes para hacer nuevos amigos. Sin embargo, algunos trabajos son mucho mejor para esto que otros.

Si tienes suerte, comenzarás con un puesto en una organización grande y serás colocado en un departamento con un montón de personas de tu edad. Pero con la misma facilidad, podrías estar en una pequeña empresa con sólo seis o siete empleados, y la mayoría de ellos podrían ser mayores que tú.

Si tu trabajo es como una estatua, entonces prueba con otro método con el que aprendas como conocer gente.

Cómo conocer gente gracias a tus aficiones

Cuando estás en la universidad puedes conocer a mucha gente a través de las clases o según tu situación de vivienda. Si te encuentras con alguien a través de un deporte, trabajo a tiempo parcial, club o asociación, eso es sólo un bono extra.

Una vez que la universidad se ha terminado, tus aficiones se convierten en algo mucho más importante. De lo que me he dado cuenta, es que las personas que tienen aficiones sociales tienen una manera más fácil para hacer amigos cuando se mudan a un lugar nuevo.

Cuantas más aficiones tienen, con más personas contactan, y parece que su nuevo círculo social crece más rápido . Aunque estén estableciéndose en otra ciudad, para ellos es algo natural el unirse a un grupo o a un equipos deportivo, o involucrarse en un teatro o grupo de comedia, empezar como voluntario para una organización sin ánimo de lucro, o lo que sea.

Es mucho más difícil para las personas que tienen aficiones más solitarias como leer, ver películas, o ir a dar largas caminatas solos. Por supuesto que no hay nada malo en disfrutar de este tipo de cosas, pero ellos cuentan con desventaja cuando se trata de conocer a nuevas personas.

Si alguien tiene aficiones individuales y se cambia a una nueva ciudad, puede caer en la rutina de ir a trabajar todos los días y luego dar vueltas en su casa durante la mayor parte de su tiempo libre.

El consejo que sale de esto, es tratar de encontrar algunas aficiones más sociales si no tienes ya alguna. No es necesario que revises por completo tu personalidad o todos tus pasatiempos, pero esto servirá de ayuda para que puedas conocer a tantos amigos como quisieras.

Hay que hacer un cambio general para hacer más cosas fuera de casa. También te puede ayudar el tratar de encontrar la manera de hacer que tus pasatiempos existentes te hagan poner contacto con más gente.

Al igual que si normalmente haces ejercicio en casa, intenta unirte a clases de algún deporte o a un club de running por ejemplo. Si te gusta leer acerca de nuevas ideas, trata de asistir a charlas o seminarios gratuitos. Tal vez los miembros en tu foro de Internet favorito organizan quedadas en persona.

Además, no seas reacio a ponerte en movimiento. Sí, puede que no tengas alguna afición social ahora, pero eso no significa que nunca lo harás, o que no hay un montón por ahí afuera que te gustarían, pero que simplemente no lo sabes todavía. Aprovecha la oportunidad de probar actividades nuevas, y, al mismo tiempo, conocerás a gente en el camino.

Se más activo y trata de aprovechar las oportunidades

Cuando estás en la universidad puedes permitirte el lujo de ser un poco perezoso a la hora de hacer amigos. Si te encuentras con alguien que te llevas bien, pero no buscas una relación tan difícil como podrías tener, eso no supondrá el fin del mundo para ti.

Puedes verlos de nuevo en la clase en las próximas ocho semanas. Hay toneladas de oportunidades dentro de la universidad. Cuando estás en una ciudad nueva, o ya no estás en la universidad, las oportunidades no suelen aparecer con tanta frecuencia.

Claro, en tu trabajo, o en el inicio de la temporada en un equipo deportivo puedes todavía ser un poco descuidado. Pero también habrá más momentos en los que conocerás a alguien una o dos veces, y si no aprovechas esas ocasiones, tendrás todo perdido.

Puedes ir a cenar con algunas personas y conocer a alguien cuya compañía te guste, y es probable que no vuelvas a ver a esa persona otra vez si no actúas. Una gran cantidad de lugares relacionados con las aficiones, como pueden ser las clases de baile o los gimnasios, cuentan con personas que sólo van a ir unas cuantas veces y luego seguirán adelante y no volverán a pasar.

Nada de esto quiere decir, que tú debas oler a desesperación y necesidad, pero cuando conoces a una persona con la que te veías que podías hacer una amistad, y hay una posibilidad de que no te vuelvas a encontrar con ella, tienes que ser más activo para conseguir su información de contacto desde la primera vez.

Si tú sólo has charlado con ellos un poco, puede que esté bien que los agregues a Facebook. Si has llegado a conocerlos bastante bien desde la primera o segunda vez en que se vieron, no veo que sea nada malo el preguntarles por su número de teléfono o si querrían quedar para otro momento.

No te sorprendas si tu vida social tarda un poco más en ponerse en marcha

En la universidad una persona puede conseguir a menudo un círculo social bastante amplio de manera relativamente rápida si son buenos en ese tipo de cosas, ellos saben como conocer gente sin ningún problema.

Hay muchas personas que pueden hacer frente a todos a la vez, y como he dicho, están a menudo dispuestos a hacer un montón de amigos. Todo lo que alguien tiene que hacer es unirse a una fiesta o actividad universitaria durante la primera semana del curso, y de inmediato podrían tener veinte amigos para pasar el rato todos los días.

Fuera de la universidad, no se tienen esas oportunidades tan fáciles. Es probable que una persona tenga que armar su vida social poco a poco. Puedes hacer un amigo/a a través del trabajo. Quizá dos si pones algo más de empeño. Es posible que hayas comprobado que muchos eventos o clubes son un fracaso a la hora de utilizarlos como medio para hacer amigos. Es posible que haya tramos en los que no haya mucho progreso.

Prueba diferentes enfoques

Tendrás suerte si puedes encontrar una manera fiable con la que sepas como conocer gente nueva y hacer un montón de amigos. Lo más probable es que tengas que probar un montón de formas.

Con algunos enfoques ni siquiera vas a llegar a algún lado. Algunos te conducirán a que hagas uno o dos amigos. Adquiere el hábito de mantener los ojos abiertos para probar nuevos métodos.

Donde vives y el transporte pueden ser importantes también

Este punto es principalmente para los jóvenes, para las personas solteras. Si eres un poco mayor y te has mudado a una nueva ciudad con tu familia, esto no es tan aplicable.

Aparte de no tener pasatiempos sociales, he visto a gente termina solo en las nuevas ciudades cuando viven en un área lejos del centro de la ciudad. No tener acceso a transporte confiable hace que vivir lejos de todo sea aún peor.

Es mucho más fácil conseguir una vida social si vives cerca de donde está toda la acción, o en su defecto, si tienes un medio para llegar allí fácilmente. Tienes más lugares para ir. Seguro que hay más compañeros tuyos en estas áreas.

Tienes más probabilidades de ir a alguna parte si se trata de un paseo de quince minutos de distancia, frente a un viaje en autobús de una hora de duración. Es más fácil para que la gente te pueda visitar a ti, y tú puedas visitarlos a ellos. Por ejemplo, te puedes quedar un poco más de tiempo, ya que luego te será más rápido y fácil llegar a casa.

Como ves, el que hayas terminado tus estudios universitarios, y te hayas integrado a la vida laboral, no significa que tu vida social haya muerto y que ya no sepas como conocer gente.

Puede que ya no sea lo mismo que antes, que te cueste un poco más, o que no tengas la oportunidad de relacionarte con tanta gente; pero si pones de tu parte, te muestras activo y llevando a cabo las acciones adecuadas, lo más normal es que tu vida social sea dinámica y plena. ¡Así que, adelante!

Cómo Conocer Gente a Través del Trabajo
Vota este post

Deja una respuesta