Cómo Sobrevivir y Disfrutar de una Cita a Ciegas





Puede que no estés de acuerdo, pero me parece que las citas a ciegas son una prioridad en la lista de cosas  que todo el mundo le encanta odiar.

Tengo una sola pregunta: ¿Por qué? Al parecer, hay una serie de mitos sobre las citas a ciegas que están arruinando su reputación.

Si estás interesado en explotar esos mitos y aprender a hacer de una cita a ciegas una cita productiva e incluso agradable, este artículo es para ti.

citas-a-ciegas

4 Grandes mitos sobre las citas a ciegas

Mito # 1.

Las citas a ciegas son una tontería porque se puede conocer a alguien del mismo modo de manera espontánea

Hecho: Seamos realistas. Si estás trabajando a tiempo completo, ¿cuántas oportunidades tienes para encontrar pronto una pareja? La mayoría de las parejas casadas te dirá: No nos conocimos en un pub o en la universidad; alguien nos presentó”.

Cuanto más pronto aceptes que una cita a ciegas puede ser la herramienta más valiosa en la búsqueda de tu alma gemela, más pronto tu visión sobre las citas a ciegas tomará un giro positivo, y también lo hará tu capacidad para utilizarlas.

como-tener-una-cita-a-ciegas

Mito # 2.

Tu primera impresión en una cita a ciegas es generalmente correcta. Ve con ella

Hecho: La zona donde las primeras impresiones cuentan menos, podría ser en las citas a ciegas. Cualquier persona puede estar nerviosa en una primera cita, o haber tenido un día terrible en el trabajo.

Se honesto: ¿Le muestras lo que realmente eres, tu interior, en esa primera cita a ciegas?

Bueno, no te preocupes, tampoco lo hace la otra persona que acude. En cambio, lo veo como un rompehielos. No tomes ninguna decisión si están basada en meras impresiones. Simplemente relájate y disfruta de la noche tanto como sea posible. No dejes que las primeras impresiones tuerzan en el camino.

Mito # 3.

Si no hacen clic de inmediato, entonces no son el uno para el otro

Realidad: Aunque muchos/as de nosotros/as esperamos que se produzca un clic al instante con la otra persona, en realidad eso no sucede muy a menudo.

Las conexiones instantáneas son raras, y para la mayoría de las personas, hacen falta varias citas para desarrollarse. Así que si encuentras que tienes algunas cosas en común, o algunos aspectos de la personalidad afines; entonces esto es suficiente como para salir una segunda vez.

Mito # 4.

Si no te sientes físicamente atraído desde un principio, nunca lo estarás

Realidad: A pesar de que la atracción física es un requisito obvio para las parejas o el matrimonio, no se produce necesariamente al instante.

Si un hombre prefiere a una mujer alta, morena y de aspecto exótico, entonces cuando él sale con una mujer rubia menuda, de ojos azules, tendrá una o dos citas más para apreciar su apariencia, no importa lo hermosa que es. La cosa es que, cuando comienzas a conocer una persona por lo que es, te encuentras valorando su aspecto físico también.

Ahora que hemos tratado con los mitos, podemos ponernos a ver algunos consejos prácticos:

Cómo preparar el escenario para la cita número dos

1) No gastes más de unos pocos minutos hablando de tu trabajo. La otra persona quiere ver quién eres, y si tienes las cualidades personales que cree que son importantes para que seas su futura pareja.

No vas a impresionar a la otra persona, mostrándole que eres un alto ejecutivo de negocios. La cita no es una entrevista de trabajo. Muestra el lado más suave de tu personalidad.

2) Se un buen oyente. Recuerda, quieres conocer a la persona con la que estás. Muestra un interés genuino en tu cita por saber sobre sus hobbies, interés por un proyecto que ella mencionó. Hazle saber que estás interesado en lo que está diciendo.


3) Mantén la luz de la conversación.
No quierrás revelar tus secretos más íntimos con alguien que apenas conoces y no estás seguro si volverás a ver jamás.

Y la otra persona no quiere oír que viertes tu corazón a lo largo y ancho, y saber lo que no está yendo bien en tu vida. Una buena regla es hablar en “modo avión”, contando el tipo de información que tu compartirías con un completo desconocido que está sentado a tu lado en un vuelo.

4) Si es difícil para ti hacer una pequeña charla, practica de antemano. No todos tenemos el don de la palabra.

Si no lo haces, entonces práctica antes de tiempo por donde irán los posibles temas de conversación. Si eres muy tímido, entonces puedes hacer un juego de roles con un amigo y hacer como si tuvieras con él esa cita a ciegas.

5) Ten algunas ideas para la conversación en esa primera cita: Estas ideas te ayudarán a estimular el tipo de conversación que deseas tener en la primera cita; conversación que te ayudará a aprender un poco acerca de los valores de cada uno y de la manera de pensar, y que también constituyen la base para tener más conversación en una segunda cita.

¿A quién admiras más? ¿Cómo te inspiran?

¿Cuál ha sido el logro más gratificante de tu vida?

¿Hay algo que has soñado hacer desde hace mucho tiempo?

¿Cuál es tu posesión más preciada, y por qué?

6) No estires la cita demasiado tiempo. Hay un límite en la cantidad de conversación que dos personas pueden sostener cuando salen por primera vez.

La primera cita ideal debe durar entre dos horas o dos horas y media, y deben tener ambos la oportunidad de hablar en un ambiente agradable y relativamente tranquilo; un paseo a través de un parque, seguido de una taza de café o de un refresco.

Tampoco es necesario que acudan a una cita en plan de tener una comida de cinco estrellas. Y si por ejemplo, vas a un concierto, asegúrate de que dispones de tiempo, ya sea antes o después, para hablar un rato entre los dos.

Ahora que ya se han desmontado los mitos y has conseguido algunos buenos consejos, puedes ponerlos en marcha.

La próxima vez que tengas una cita a ciegas… ¡Ten en cuenta todo esto y verás la diferencia!

Cómo Sobrevivir y Disfrutar de una Cita a Ciegas
Vota este post

Esto también te interesará...



Deja tu comentario
Tu Comentario